TRES VECES

<p class="p3">Mario est&aacute; solo en casa. Sus padres han salido y tardar&aacute;n algo en volver. Lo suficiente para que su hijo se cite por internet con un absoluto desconocido para tener sexo. Mario tiene 20 a&ntilde;os y apenas sabe nada de la vida; su nuevo amante, S&ouml;ren, un alem&aacute;n cuarent&oacute;n de paso por Madrid, no dudar&aacute; en aprovecharse de ello. Despu&eacute;s de un breve encuentro sexual, a Mario le entran las prisas: sus padres volver&aacute;n, junto a su hermana, en cualquier momento.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Para S&ouml;ren, la rapidez del sexo y el apremio con el que Mario quiere deshacerse de &eacute;l, suponen una alta ofensa. Su revancha ser&aacute; s&aacute;dica y retorcida: asegura a Mario que no piensa salir de su casa hasta que no se haya acostado con &eacute;l tres veces. Si el chico se niega a ello o si tarda demasiado en tomar una decisi&oacute;n, su familia al completo se encontrar&aacute; con una s&oacute;rdida sorpresa al volver a casa.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Mario cae sumisamente en el chantaje de S&ouml;ren que, muy c&oacute;modo en su nueva posici&oacute;n de poder, no duda en humillar al joven mientras abusa de &eacute;l. Las cosas ir&aacute;n a peor cuando el alem&aacute;n descubra que Mario le ha guardado un secreto: no est&aacute;n solos en casa. El hermano de Mario, disminuido ps&iacute;quico y gravemente enfermo, se encuentra postrado en una cama en unas de las habitaciones y al cuidado de este. S&ouml;ren no dudar&aacute; en reprocharle la ruindad de su conducta y agudizar su abuso sobre &eacute;l.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Finalmente, una vez satisfecho, S&ouml;ren abandona la casa. En las escaleras se cruzar&aacute; con la familia de Mario y, no contento con el da&ntilde;o que ha infringido al joven, no duda en revelar a su familia, entre risas, c&oacute;mo se ha acostado con &eacute;l tres veces mientras ellos estaban fuera. S&ouml;ren sale triunfante del edificio, sin saber que Mario, aun agotado y an&iacute;micamente destrozado, ha improvisado una peque&ntilde;a venganza para &eacute;l.</p>

2020

Paco Ruiz

1/1

<p class="p3">Mario est&aacute; solo en casa. Sus padres han salido y tardar&aacute;n algo en volver. Lo suficiente para que su hijo se cite por internet con un absoluto desconocido para tener sexo. Mario tiene 20 a&ntilde;os y apenas sabe nada de la vida; su nuevo amante, S&ouml;ren, un alem&aacute;n cuarent&oacute;n de paso por Madrid, no dudar&aacute; en aprovecharse de ello. Despu&eacute;s de un breve encuentro sexual, a Mario le entran las prisas: sus padres volver&aacute;n, junto a su hermana, en cualquier momento.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Para S&ouml;ren, la rapidez del sexo y el apremio con el que Mario quiere deshacerse de &eacute;l, suponen una alta ofensa. Su revancha ser&aacute; s&aacute;dica y retorcida: asegura a Mario que no piensa salir de su casa hasta que no se haya acostado con &eacute;l tres veces. Si el chico se niega a ello o si tarda demasiado en tomar una decisi&oacute;n, su familia al completo se encontrar&aacute; con una s&oacute;rdida sorpresa al volver a casa.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Mario cae sumisamente en el chantaje de S&ouml;ren que, muy c&oacute;modo en su nueva posici&oacute;n de poder, no duda en humillar al joven mientras abusa de &eacute;l. Las cosas ir&aacute;n a peor cuando el alem&aacute;n descubra que Mario le ha guardado un secreto: no est&aacute;n solos en casa. El hermano de Mario, disminuido ps&iacute;quico y gravemente enfermo, se encuentra postrado en una cama en unas de las habitaciones y al cuidado de este. S&ouml;ren no dudar&aacute; en reprocharle la ruindad de su conducta y agudizar su abuso sobre &eacute;l.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Finalmente, una vez satisfecho, S&ouml;ren abandona la casa. En las escaleras se cruzar&aacute; con la familia de Mario y, no contento con el da&ntilde;o que ha infringido al joven, no duda en revelar a su familia, entre risas, c&oacute;mo se ha acostado con &eacute;l tres veces mientras ellos estaban fuera. S&ouml;ren sale triunfante del edificio, sin saber que Mario, aun agotado y an&iacute;micamente destrozado, ha improvisado una peque&ntilde;a venganza para &eacute;l.</p>

<p class="p3">Mario est&aacute; solo en casa. Sus padres han salido y tardar&aacute;n algo en volver. Lo suficiente para que su hijo se cite por internet con un absoluto desconocido para tener sexo. Mario tiene 20 a&ntilde;os y apenas sabe nada de la vida; su nuevo amante, S&ouml;ren, un alem&aacute;n cuarent&oacute;n de paso por Madrid, no dudar&aacute; en aprovecharse de ello. Despu&eacute;s de un breve encuentro sexual, a Mario le entran las prisas: sus padres volver&aacute;n, junto a su hermana, en cualquier momento.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Para S&ouml;ren, la rapidez del sexo y el apremio con el que Mario quiere deshacerse de &eacute;l, suponen una alta ofensa. Su revancha ser&aacute; s&aacute;dica y retorcida: asegura a Mario que no piensa salir de su casa hasta que no se haya acostado con &eacute;l tres veces. Si el chico se niega a ello o si tarda demasiado en tomar una decisi&oacute;n, su familia al completo se encontrar&aacute; con una s&oacute;rdida sorpresa al volver a casa.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Mario cae sumisamente en el chantaje de S&ouml;ren que, muy c&oacute;modo en su nueva posici&oacute;n de poder, no duda en humillar al joven mientras abusa de &eacute;l. Las cosas ir&aacute;n a peor cuando el alem&aacute;n descubra que Mario le ha guardado un secreto: no est&aacute;n solos en casa. El hermano de Mario, disminuido ps&iacute;quico y gravemente enfermo, se encuentra postrado en una cama en unas de las habitaciones y al cuidado de este. S&ouml;ren no dudar&aacute; en reprocharle la ruindad de su conducta y agudizar su abuso sobre &eacute;l.</p>

<p class="p3"><span class="wixGuard">​</span></p>

<p class="p3">Finalmente, una vez satisfecho, S&ouml;ren abandona la casa. En las escaleras se cruzar&aacute; con la familia de Mario y, no contento con el da&ntilde;o que ha infringido al joven, no duda en revelar a su familia, entre risas, c&oacute;mo se ha acostado con &eacute;l tres veces mientras ellos estaban fuera. S&ouml;ren sale triunfante del edificio, sin saber que Mario, aun agotado y an&iacute;micamente destrozado, ha improvisado una peque&ntilde;a venganza para &eacute;l.</p>

  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

c/ Lisboa, 54

41006 Sevilla

Spain

info@magneticacine.com

www.magneticacine.com

©2020 Magnetica Cine